El Monte Saint-Michel no es solo uno de los sitios espirituales y turísticos más importantes de Francia, es un verdadero pueblo con su Ayuntamiento, sus funcionarios electos, su iglesia parroquial y su cementerio.

ATENCIÓN :
Del 30 de noviembre al 3 de diciembre 2021, debido a las obras de la Grande Rue, la entrada principal del pueblo no será accesible (Porte du Roy y puente levadizo cerrados). El acceso al pueblo y a la abadía seguirá siendo posible y podrá realizarse a través de la entrada de Fanils (porche a la izquierda de la entrada principal).

En la Edad Media el peñasco llegó a tener 400 habitantes y más de mil personas vivían allí durante el período de prisión de la abadía. Durante generaciones, un puñado de familias aún animan la vida de este pueblo medieval protegido por sus murallas. El Monte Saint-Michel, en medio de la bahía, escenario de las mareas más altas de la Europa continental, recibe cada año a cerca de 2,5 millones de visitantes y peregrinos de todo el mundo.

Todas las noches, el Mont Saint-Michel se ilumina al caer la noche. Además, la abadía está adornada con luces en verano durante los espectáculos nocturnos de la Abadía.

Las murallas

Desde la Guerra de los Cien Años, la construcción de murallas le ha dado al Monte Saint-Michel su reputación de fortaleza inexpugnable. Siete torres se comunican entre sí mediante una pasarela abierta al público. La Torre Norte (siglo XIII) es un excelente punto de observación del macareo. Las murallas también permiten llegar a la abadía.

La Grande Rue

La Grande Rue, la vía principal del pueblo, está protegida por tres portones consecutivos. La Porte de l’Avancée, tanto para coche como peatones, conduce al patio del mismo nombre, que alberga el antiguo Cuerpo de Guardia de los Burgueses (siglo XVI). Una vez que haya cruzado la Porte du Boulevard, se encontrará frente al puente levadizo, llamado Porte du Roy. Aquí comienza la Grande Rue, que sube a la abadía cruzando el pueblo, y ha conservado su tiendas y características medievales. El paso del puente levadizo también conduce, a la derecha, al camino de las murallas.

La iglesia de Saint-Pierre, la Casa del Peregrino y la plaza de la Cruz de Jerusalén, en lo alto del pueblo, dan testimonio de la actividad espiritual pasada y presente del lugar.

Gastronomía local

La gastronomía local contribuye a la reputación del Monte Saint-Michel. En 1873, Annette y Victor Poulard abrieron un albergue en el local de la actual Oficina de correos y de Información Turística. Ofrecen platos sencillos y sustanciosos para revitalizar a los peregrinos después de su difícil viaje: aquí nació la famosa tortilla soufflé cocinada al fuego de leña. En 1888 se instalaron en el establecimiento actual, donde los tortilleros demuestran la preparación de la receta original todos los días.

Otra especialidad muy conocida por los gourmets: el cordero de pradera salada. La hierba cubierta periódicamente por el mar le da a su carne una textura suave y tierna, con poca grasa. Los mariscos de la bahía, como los mejillones y las ostras, completan la oferta gastronómica local.

Recuerdos

Con los primeros peregrinos, se instalaron tiendas de baratijas en el pueblo. En estos pequeños puestos, todos podían comprar sellos de peregrinación estampados con la concha o representando a San Miguel. Hoy los tenderos mantienen esta tradición de la Edad Media y están al servicio de peregrinos y viajeros de todo el mundo en busca de un recuerdo de su paso.

Venelle du Guet

También llamada «Ruelle des cocus» (Callejón de los Cornudos), es la calle más pequeña del Monte Saint-Michel. Es tan estrecha que no se podía pasar con cuernos, de ahí el nombre… Para encontrarla, hay que tomar la Grande Rue y girar a la izquierda frente al Hotel La Croix Blanche.

Pequeños jardines

La mitad del pueblo siempre ha estado libre de construcciones. Durante los asedios, los habitantes cultivaron estas tierras protegidas para satisfacer sus necesidades. Las casas de la Grande Rue esconden pequeños jardines amurallados, que se pueden ver desde las murallas o desde los callejones y escaleras suspendidas. Al pie de la abadía, la comunidad monástica todavía cultiva su huerto. El lado norte del peñasco, más escarpado, ha permanecido sin cultivar.

«Verá en el tragaluz del ático la ropa colgando para secar
al final de un poste, con trapos rojos cosidos u horneados al sol entre el techode una casa y la planta baja de otra,
un pequeño jardín tan grande como una mesa dónde los puerros languidecen de sed con sus hojas acostadas sobre la tierra gris; pero en la otra cara del peñasco, la que mira hacia el mar abierto,está desnuda, desierta, tan empinada que los arbustos
que han crecido tienen dificultades para hacerlo y, todos inclinados sobre el abismo, parecen dispuestos a caer.»

La Torre Gabriel y el muelle

Esta torre coronada con matacanes, construida hacia 1524, protege el lado oeste. Con el tiempo sirvió como un molino, luego como un faro para dirigir los barcos que entraban en Couesnon. Una pequeña puerta a su derecha da acceso al antiguo muelle. Los anillos aún son un testimonio de la actividad marítima del pasado.

La iglesia parroquial de Saint-Pierre

Estatua plateada del Arcángel Michel en la iglesia parroquial de Saint-Pierre

La iglesia parroquial, un pequeño edificio de los siglos XV y XVI está dedicada a San Pedro, patrón de los pescadores y, para los católicos, el poseedor de las llaves del paraíso. Los peregrinos pasan por allí simbólicamente antes de llegar a la abadía, imagen del paraíso en la tierra. La estatua de Juana de Arco entronizada en la entrada rinde homenaje al Arcángel, que la guió durante la Guerra de los Cien Años. El cementerio del pueblo, situado justo al lado de la iglesia, alberga en particular la tumba de los esposos Poulard. Desde 1886, la iglesia parroquial es el lugar oficial de devoción a San Miguel y allí se celebran oficios con regularidad. El Santuario y la Oficina de Turismo participan activamente en la Asociación de Ciudades Santuario de Francia, que aglutina 18 importantes destinos religiosos y turísticos.

Sobre el mismo tema

Le gustará también

La abadía del Monte Saint-Michel

La abadía del Monte Saint-Michel

Mapa de acceso y servicios

Mapa de acceso y servicios